EFEMÉRIDES RADICALES
Hombres, Mujeres y hechos de la Unión Cívica Radical día por día.

Inicio Índice Alfabético Documentos Sitios Radicales Contactos
Revolución Radical de 1932

  La Revolución Radical de 1932 fue una serie de frustrados intentos de restituir el orden institucional interrumpido con el golpe de estado contra el Presidente Dr. Hipólito Yrigoyen perpetrado el 6 de septiembre de 1932 por el Gral. José Félix Uriburu y consolidado por su sucesor el Gral. Agustín Pedro Justo que llegaría a la presidencia de la Nación por la alianza electoral denominada “Concordancia” en un proceso caracterizado por el fraude al que se le sumaria la proscripción y veto de los candidatos radicales.
La primera insurrección tuvo lugar el 20 de julio de 1931 cuando el Cnel. Gregorio Pomar, radical yrigoyenista, logra sublevar en Corrientes el Regimiento 9no. de Infantería siendo rápidamente doblegado por el gobierno nacional debiendo exiliarse en Paraguay.
El 3 de enero de 1932 en la ciudad de La Paz, Entre Ríos comenzaría otro alzamiento, esta vez protagonizado por civiles. Los hermanos Mario, Roberto y Eduardo Kennedy, tres estancieros radicales yrigoyenistas, al mando de un puñado de hombres logran tomar la policía, el correo y otras dependencias locales como parte de un plan revolucionario mayor que se aborto horas antes de su concreción sin que ellos tuvieran conocimiento lo que provocó la desmedida reacción del gobierno nacional que organizo una feroz persecución que incluyo hasta un bombardeo aéreo.
En diciembre de 1932 los intentos revolucionarios del radicalismo vuelven a hacerse presente con el Tte. Cnel. Atilio Cattáneo y el Mayor Regino Lascano a la cabeza de un centenar de oficiales del ejército que tenían como objetivo derrocar el gobierno fraudulento de la “Concordancia” y conformar una “Junta Revolucionaria” transitoria constituida por civiles y militares, en su mayoría de orientación radical que llamara a elecciones legitimas en un plazo menor a un año.
El ambicioso plan revolucionario que incluía a civiles y militares de varia provincias fue frustrado dos días antes de su concreción por dos motivos fundamentales. El primero era que el gobierno nacional no ignoraba la existencia de grupos de oficiales disconformes con los atropellos a la Constitución Nacional ocurridos desde el golpe de estado de 1930, motivo por el cual el Presidente Justo tras asumir la presidencia creo los Servicios de Inteligencia del Ejercito que mediante escuchas telefónicas, violación de correspondencias y la infiltración de espías estaba al tanto de algunos de los planes así como también de sus mentores. El segundo motivo, algo mas fortuito, fue la detonación accidental de una bomba casera en una casa de la Capital Federal donde se almacenaban armas y explosivos que serian utilizado en la revolución.
Inmediatamente el gobierno nacional dicto el Estado de Sitio y mando a detener a los más destacados dirigentes de la Unión Cívica Radical para posteriormente expulsarlos del país o ser enviados al sur argentino o la isla Martin García a pesar de que mucho de ellos eran ajenos a los planes conspirativos. Peor fue la suerte corrida por el joven estudiante Pablo Pérez asesinado en los incidente con la policía porteña y la del Mayor Lazcano que fue ultimado tras ser detenido en Curuzú Cuatiá, Corrientes.
Por último el 28 de diciembre de 1933 mientras la Convención Nacional partidaria sesionaba en Santa Fe, la insurrección estalló en Rosario. Alrededor de cuarenta civiles tomaron el cuartel de la Marina arrojando granadas. Un intento similar se produjo en Cañada de Gómez, con el liderazgo de un dirigente radical que se había excusado de continuar con las deliberaciones en la convención partidaria; lo mismo ocurrió en otras localidades santafesinas como Esperanza, San Jerónimo y Coronda. También en Córdoba y las ciudades correntinas de Santo Tomé y Paso de los Libres existieron enfrentamientos armados. Dos días más tarde la situación fue controlada por las fuerzas policiales y del ejército con la detención de la mayoría de los revolucionarios. Los miembros de la convención que funcionaba en la localidad de Santa Fe, en su mayoría desconocedores de los planes de insurrección, fueron detenidos y nuevamente obligado a exiliarse o trasladados a la Isla Martín García o al extremo sur de la Argentina.

 
 
Efemérides de Revolución Radical de 1932
27 de enero de 1933 REVOLUCION RADICAL DE 1932 - CONFINADOS EN USHUAIA
4 de mayo de 1933 LIBERACIÓN DE LOS EXILIADOS EN SAN JULIÁN
10 de mayo de 1933 LOS EXILIADOS EN SAN JULIÁN LLEGAN A BUENOS AIRES
13 de diciembre de 1932 REVOLUCIÓN RADICAL DE 1932 – REPRESIÓN POLICIAL
16 de diciembre de 1932 ES FRUSTRADA LA REVOLUCIÓN RADICAL DE 1932
   
 
 
Galeria de imágenes de Revolución Radical de 1932