EFEMÉRIDES RADICALES
Hombres, Mujeres y hechos de la Unión Cívica Radical día por día.

Inicio Índice Alfabético Documentos Contactos
Yolanda de Uzal

  Yolanda Julia Vacca de Uzal nació el Jueves, 25 de febrero de 1926 en Necochea, Buenos Aires, Argentina.
Estudiante y militante radical de tan solo 17 años de edad, y a pesar de su juventud viuda del Senador de la provincia de Buenos Aires por la Unión Cívica Radical Francisco Uzal, que el 21 de mayo de 1953 sufrió la irrupción en su departamento sin ningún tipo de orden juducual por parte de tres agentes de la Policía que, tras revisar totalmente sus pertenencias e intentar que firmara a la fuerza un acta que decía: "Hemos secuestrado documentación subversiva” en referencia a volantes partidarios, fue secuestrada del mismo y trasladada a una dependencia policial para ser luego alojada en el tercer piso del Departamento Central de Policía de Belgrano y Virrey Cevallos. Allí, fue sometida a violentos y repetidos interrogatorios con el objetivo de recaudar información del atentado con bombas que tuvo lugar el 15 de abril de 1953 en la estación de subterráneos de Plaza de Mayo mientras se realizaba un acto de la CGT en apoyo a la política económica del Presidente Juan Perón. Por el hecho una extensa lista de dirigentes y jóvenes radicales como Roque Carranza y propio Raúl Alfonsín entre otros fueron víctimas de “razias”, persecuciones y arrestos ilegales. Esa nomina incluida también a un miembro de la UCR del cual Yolanda de Uzal, tras el apoyo y contención que este le había brindado luego de quedar viuda, se había enamorado y comenzado a tener una relación clandestina ya que este estaba casado y tenía familia.
Durante unos 206 días, la gran mayoría de ellos en carácter de desaparecida, la joven radical permaneció detenida sin ningún tipio de proceso legal sufriendo en forma permanentes durante ese término infinidad de golpes, vejaciones, intimidación y violaciones a sus derechos que incluyeron hasta la tortura con picana eléctrica con el único objetico de que diera información sobre su amante y sobre los supuestos autores materiales del atentado bombardero del que no tenía conocimiento alguno. También las torturas tenían como objeto que firmara una declaración en la que acusaba al ex Diputado Nacional de la UCR por Entre Ríos Silvano Santander y a otros muchos dirigentes radicales, que ella ni siquiera conocía, de planear una conspiración para derrocar al Presidente Perón.
Finalmente y tras pasar por varios lugares de detención, el 12 de diciembre de 1953, beneficiándose de un restringido gesto de Perón para aliviar la presión contra la oposición, algunas de las presas opositoras al régimen recuperaron su libertad, entre ellas Yolanda de Uzal que desconfiando de las verdaderas intensiones de su liberación se exilia en el Uruguay por algún tiempo.
Sus convicciones y la admirable lealtad por su amante la ha llevado a no revelar la identidad de este tanto en su detención como tampoco en el relatos de su vivencia manteniéndose es nombren secreto hasta la fecha.
También Yolanda Vacca de Uzal es autora de los libros: “Juan Domingo Perón dictador profesional” y “Cuando Nace El Peronismo 1940-1945

"La furia me daba fuerzas -recuerda-, tenía mis convicciones y era, además, una persona enamorada. Así pasé un mes incomunicada, y de ese mes 16 días sin poder dormir ni bañarme. Lo peor fueron tres días de interrogatorios bestiales y vejatorios en la siniestra sección de Orden Político (la división en la que se había transformado la temible Sección Especial de tiempos del gobierno de Uriburu). Los interrogatorios en el Departamento de Policía habían sido de mañana, tarde y noche, y de todos los colores. No podía descansar, ni bañarme. Para ir al baño, lo hacía acompañada por un policía uniformado. Los baños tenían tabiques que no llegaban hasta el techo. Cada uno tenía sólo un inodoro, sin más artefactos, y lo que era peor, sin puertas, sólo una cortina de lona colgando de un barral. Esa tenue cortinita era lo único que me separaba del policía de custodia, que permanecía de espaldas. Para higienizarme tenía que usar el agua del inodoro. Yo sabía que el policía estaba ahí, y que con sólo correr la cortina me vería desnuda. Así, enjuagaba apurada mi ropa interior (no había jabón ni nada), luego la retorcía y me la volvía a poner. Nunca pude lavarme la cabeza. Yo tenía el pelo largo hasta la cintura, y una de sus amenazas más frecuentes era que me raparían."

Texto: Fragmento del relato de Yolanda Julia Vacca de Uzal sobre su detención en 1953 publicadoo por el Diario La Nación el 25 de febrero de 2001.
 
 
Efemérides de: Yolanda de Uzal
1. 25 de febrero de 1926 NACE YOLANDA DE UZAL
2. 21 de mayo de 1953 YOLANDA DE UZAL ES SECUESTRADA
3. 12 de diciembre de 1953 YOLANDA DE UZAL ES PUESTA EN LIBERTAD
   
 
 
Documentos de: Yolanda de Uzal
     
 

Galería de imágenes de: Yolanda de Uzal